6 de septiembre de 2010

El arte de portar paraguas

Desde que era pequeño me ha costado conservar un paraguas. Por más que lo metía en el salveque de la escuela, o en una bolsita si era muy pequeño, o lo andaba en la mano si era una de esas completas carpas de circo, son contadas las veces que he vuelto a casa portándolo aun. Siempre lo he dejado olvidado por ahí.

Es curioso porque nunca he sido de jalar uno. No me hace falta creo, o mejor ni siquiera lo saco porque sé que lo voy a perder. A fin de cuentas en moto no es muy práctico taparse la lluvia de esa manera, y las veces que lo saco de la casa, siempre prestado porque nunca compro uno para mí, me toca llevarme la regañada del dueño o dueña porque siempre lo pierdo (y claro, comprar uno nuevo).

¿Cómo hace la gente para andar jalando un pucha paraguas todo el tiempo? Hay gente que siempre lo anda sin importar el clima, más que todo las señoras, lo cual me parece tonto a veces dado el estorbo innecesario. Pero viviendo en este lado del mundo donde el tiempo es tan predecible como el próximo discurso de Hugo Chávez, creo que tienen razón al portarlo siempre.

Por otro lado están quienes por alguna razón telepática, por pronóstico en el celular, o sólo a punta de malicia indígena, únicamente abren la puerta de la casa por la mañana, respiran profundo, y aun sin ver una sola nube en el cielo, certeramente dicen: "Hoy en la tarde llueve" y sacan la sombrillita del cuarto de pilas donde tiene días de días guardada.

Analizando los anteriores casos puedo entonces decir que es una completa costumbre eso de pasear siempre un paraguas. Es como una tradición, una herencia familiar o algo así, porque he visto gente para quienes es tan necesario como respirar. Entre ellos mi mamá que siempre me dice: "Acuérdese de llevar sombrilla, vea que va a llover hoy" je je

Lo malo es que es una costumbre que nunca he podido adoptar y por eso, como hoy, siempre me termino mojando. Por lo que entonces pregunto: ¿Cómo hago yo para no perderlos o por lo menos acordarme de sacarlo de la casa?

Que alguien me explique!

Saludos!

4 comentarios:

KagosaVampire dijo...

yo siempre ando sombrilla durante la época lluviosa... tal vez si tuviera carro no andaría... pero como vivo de bus en bus debo hacerlo... di y si lo amarra?

Michael Guerrero dijo...

Pues sí, la cuestión es acostumbrarse.

Diay voy a ver, talvez con un rollo de cocaleca anaranjada amarrada al pasafajas no se me olvide que la ando je je

Saludos!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

En mi caso, son muy raras las veces que he dejado pérdida una sombrilla.

Por lo general, a penas llegan las primeras lluvias de la época, mi sombrilla va a parar a mi bolso o al bolsito del almuerzo, así no me estorba y no la dejo perdida

Michael Guerrero dijo...

Ves, ese es el toque. Yo también la ando en mi bolso, lo que pasa es que apenas la uso, la olvido donde la cierro o donde la deje secando.

Por ahí estaba leyendo que la memoria en ciertos casos está relacionada con el estrés, y entonces entre más estrés yo obtenga por consecuencia de olvidar algo, menos se me va a olvidar.

Lo que sería como: Entre más me vaya a mojar, menos me olvidaré de andar el paraguas!

Pero diay, creo que soy tan "cero estrés", o despistado, que ni eso me ayuda =)

Saludos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails